Las Dos Caras del Astillero

Las Dos Caras del Astillero


Escrito por: Arturo Magallanes – @Arturo_M13
Periodista del Grupo Caravana

 

Barcelona y Emelec se volverán a encontrar este fin de semana y como ya viene siendo costumbre, atraviesan suertes diferentes. Emelec por momentos cautiva, combina aquello que en fútbol suele ser un paradigma, juega bien estética y funcionalmente.

Por su parte Barcelona es un equipo con un gran poderío individual, contrató grandes figuras, sin embargo, cortó un buen trabajo, el de Soler, por embarcarse en una aventura peligrosa, contratar un buen nombre para reemplazar un buen entrenador.

Emelec tiene una estructura colectiva que es su principal fortaleza. En el equipo de Quinteros la sincronización colectiva y la coordinación de los movimientos ofensivos y defensivos están por encima de las individualidades. Se fue E. Valencia que fue la gran figura del año anterior y el equipo no resintió su funcionamiento y como consecuencia su rendimiento. A diferencia de los que muchos creen, Emelec no necesitó de un creativo para la generación de juego.

Quinteros demostró estar a la vanguardia de las necesidades del fútbol moderno y no dependió de un jugador para poder generar. Emelec es un equipo con muchos recursos, puede jugar con 2 puntas con 1 o con 3, ha probado varios esquemas y sus números son sobresalientes, Emelec lleva ya 17 partidos consecutivos sin perder, 16 por campeonato y 1 por Copa Libertadores, de los cuales 9 ganó y 8 empató, además la escuadra azul la temporada anterior alcanzó el titulo, acumulando 88 puntos en 44 partidos con 67 goles a favor y solo 30 en contra.

Barcelona solo ha ganado 1 partido de sus últimos 5 juegos, su poderosa plantilla contrasta con el nivel colectivo del equipo. No son necesarios tantos partidos para determinar quien trabaja tácticamente con y sin balón y quien no. Ischia es uno de los técnicos tradicionales, arma un equipo trabaja algo en como defender, pero no en como atacar. Deja mucho espacio a la improvisación, algo que los técnicos de esa estirpe denominan “dar libertad al jugador”. Barcelona es un equipo gobernado por gente de buenas intenciones, pero de superficiales conocimientos futbolísticos, sería difícil pedir a sus gobernantes que hagan un análisis táctico de su equipo, de ahí que pululen asesores que los lleven a cometer tantos errores.

Barcelona es un equipo lleno de excusas, que falta un 10, que falta tiempo para acoplarse, que la camiseta pesa, etcétera, todas esas excusas se derivan de la necesidad de tener que explicar algo, sin tener el suficiente conocimiento para hacerlo. En Barcelona hace falta tecnificar recursos para disminuir el margen de error.

Viene un clásico y dentro de las probabilidades están los 3 resultados, no obstante de todo lo expuesto en este artículo, Barcelona podría hasta ganarlo porque posee una plantilla poderosa y los buenos jugadores pueden ganar partidos, sin dudarlo que es así, pero de suceder, Barcelona ganaría un partido y esto maquillaría su preocupante realidad, mientras que Emelec perdería un juego, pero no sus cualidades colectivas que a la larga son su principal argumento para ser candidato a un nuevo título.

 

@ViveDeporte

 

 

Be Sociable, Share!