Luis Soler para diario Expreso

Luis Soler para diario Expreso


Luis Soler (Buenos Aires, 1951) nació pegado a un balón. Su padre, un periodista republicano que pasó tres años en prisión en la guerra civil española, se exilió en Argentina y fundó el Deportivo Español, donde el técnico del Barcelona jugó y entrenó.

También trabajó una década en una radio deportiva y aprendió a no morderse la lengua. No se esconde a la hora de señalar lo que no funciona en el Ídolo, al que quiere seguir entrenando en 2014. Un ejemplo es la cantera, que espera renovar de arriba a abajo.

El martes, a cinco días de su primer clásico, atendió a EXPRESO en su casa.

- ¿Se lo pensó dos veces cuando le llamó el Barcelona? – Ninguna. Esperé 10 meses un equipo, rechacé algunas ofertas, quería dirigir un grande. Solo pregunté si sabían qué entrenador fichaban. Soy muy riguroso y eso lo tienen que avalar los dirigentes.

- ¿Alguna vez había entrenado a un equipo tan difícil? – Nunca. Todo es vertiginoso, hay que trabajar mucho y el entorno es difícil. Lo más fácil es entrenar.

- ¿En qué lo ha mejorado usted? – Cuando llegamos había sacado el 20% de los puntos y ahora el 60%. También hay otra idea de juego, ni mejor ni peor que la de Gustavo Costas, que fue campeón. Faltan cosas: posesión, circulación, uno contra uno, presionar más arriba y más tiempo, cerrar los partidos, la pelota parada… Estaremos en el 30% o 40% de lo que me gustaría.

- ¿Cómo pasa un equipo de ser campeón a no pelear por el título? – Vendió a Mina, tuvo muchas vacaciones, vino muy rápido la Libertadores, no fue bien y eso le golpeó, vendió a Díaz y Nahuelpán.

- ¿Se puede crecer si cada futbolista que destaca se marcha? – Si lo planificas, sí. Parece ser que no estaban planificadas esas ventas. Si te compran en junio es difícil reemplazar, salvo que lo proyectes. Ya sabemos que tras el Mundial se irán uno o dos internacionales.

- ¿Puede ser campeón en 2014? – Sí, pero faltan retoques. Hay que reemplazar a los que se fueron, sobre todo traer a alguien como Díaz. El equipo necesita un enganche, un creador que tenga último pase.

- ¿Ha propuesto algún nombre? – Sí, pero no puedo decirlos porque se encarecen y por respeto a los que están. Hay que esperar a diciembre para decidir, sobre todo si renuevo. Puse como límite el 15 de noviembre. Si no me quedo, tengo ofertas, pero tenemos que saberlo todos.

- ¿Por qué algunos en el Barcelona no rinden como en otros equipos? – No lo sé, yo no armé el plantel. Me gustaría ver si rinden después de elegirlos yo. Hay posiciones que retocaría, pero porque me gustan jugadores de otras características.

- Mario Costa dice que se revisarán salarios, ¿renovaría a la baja? – No. Los jugadores tampoco. Creo que lo dijo más desde el aspecto global, bajar el presupuesto. Sí dijo a los que no rindieron. Esos que se vayan y tráeme otros que rindan.

- ¿La cantera está al nivel de un club como el Barcelona? – No. Muy lejos. Hay que mejorar en todo, no tiene nada. En organización, captación, presupuesto, planificación. No quiero decir que los que están trabajen mal, a veces no hay presupuesto, no saben qué quiere el DT… No soy un especialista en cantera, soy un técnico que trabaja en la formación de jugadores y cuando dirige en primera les pone. Si no hay, no puedo. Llegamos y había una sub 20 con jugadores del 90 al 93, mis juveniles son del 95, 96… Hay un desfase, hay que meter chicos de sub 16 y sub 18 a la reserva. Perderán partidos, pero se formarán y pegarán el salto más rápido. Yo solo tenía a Gruezo, ahora tenemos a Mina, Moreira, Domínguez, Ayoví.

- Usted aquí no ha sufrido impagos, pero ¿en otros equipos? – En casi todos, pero siempre he reclamado lo que me correspondía.

- Empatizará con sus jugadores. – Ya dije que no estaba de acuerdo en la forma, pero sí en el contenido de lo que decían. También hay que entender a la otra parte, si no paga no es porque no quiera.

- ¿Qué papel ha jugado en la crisis? – Actué como mediador. El presidente (Antonio Noboa) enseguida entendió que más allá de la plata era por la atención. Hubo varias cosas que hicieron que hubiera 20 días sin diálogo y explotó, pero se pusieron a trabajar y lo resolvieron.

- La hinchada defendió al jugador – El hincha se identifica con ellos. También son trabajadores, si les dices que no les pagan les defienden. Yo siempre digo que el que debe nunca tiene razón.

- ¿Cómo se lleva con los jugadores? – Excelente. Siempre hay roces. Las normas son claras, saben que si hacen algo que no pueden tienen sanción, pero no pasa de ahí.

- ¿Publicará el once del clásico del domingo en Twitter? – Si lo tengo definido, sí, no voy a sorprender a Quinteros. Pero antes lo tienen que saber los jugadores.

- Dice que estos partidos los deciden detalles, ¿pueden ganar? – Sí. Nos conocemos mucho, los detalles pueden hacer la diferencia. Será un partido muy tacticista donde las sorpresas pueden complicar al rival. Pero no cambiaremos nada, la semana está planificada igual que contra el Manta y el Quevedo. Influye en la parte emocional, pero siguen siendo tres puntos.

- ¿Es el más grande de su carrera? – En el Cádiz tuve partidos importantes, contra el Barcelona de Rijkaard y el Madrid ‘galáctico’. Jugué en el Camp Nou con 97.300 espectadores. Pero este partido tiene pasión y será muy lindo.

- ¿Qué envidia del Emelec? – No envidio, pero tiene un buen proyecto deportivo desde hace años. Ojalá podamos tener el mismo proyecto. Si tenemos un año y medio acá vamos a acomodarlo todo, haciendo una buena sub 20. Emelec tiene tres o cuatro juveniles para rotar, nosotros no podemos hacer eso.

- ¿Qué mérito es de Quinteros? – Juega muy bien, el éxito es acomodar las piezas que había. Si a mí me dejan a Díaz y Nahuelpán, tengo un equipo espectacular.

- ¿Qué piensa cuando les ve meterle siete a su principal rival? – Que hubo muchos errores individuales. La Católica no jugó tan mal como dice el resultado. Hasta el segundo gol no pasó nada, no era una superioridad tan evidente. – En el Emelec pensarán que es el momento ideal para devolver el 5-0. – Esto es el Barcelona, tiene jugadores de nivel, espero que no nos pase una catástrofe así. Hay que estar muy concentrados, cerrar la línea de pases, jugar corto, no dar espacios. Quiero que mi equipo juegue bien, que tenga posesión y sea ofensivo. Voy a ganar, no a defenderme.

 

 

Be Sociable, Share!