Argentina al borde de un ataque de nervios. Por Luis Soler

Argentina al borde de un ataque de nervios. Por Luis Soler


La Selección Argentina de futbol, comandada por Diego Armando Maradona, comenzó el lunes 5 de octubre sus entrenamientos, con miras a los choques contra Perú y Uruguay, que definirán su situación hacia el Mundial de Sudáfrica 2010.
Faltan pocos días para que la Selección Argentina defina su participación en el Mundial de Sudáfrica, y los pasos que se fueron dando a partir de las derrotas frente a Brasil y Paraguay, sumadas a la de Ecuador en Quito, no fueron firmes y hoy hay mas dudas que certezas en el Cuerpo Técnico, los jugadores, los aficionados y los periodistas sobre el rendimiento del equipo en estos dos partidos tan trascendentales para la historia del fútbol argentino.

Pero ahora estamos en una situación límite y se le tiene que exigir al Cuerpo Técnico por lo menos sentido común en la elección del sistema de juego, de la idea futbolística y de los jugadores que puedan plasmar en el campo de juego, en estos dos partidos, todo lo que pretende el entrenador para que de una vez por todas la Selección juegue bien, gane y clasifique para el Mundial o por lo menos gane y clasifique.

Después habrá tiempo para encontrar todo lo que a mi juicio no se encontró en estas eliminatorias ni con Basile ni con Maradona y sobre todo responder a la gran pregunta que nos hacemos todos los hinchas ¿porque los jugadores argentinos que juegan en Europa rinden muchísimo más en sus clubes que en la Selección?
Diego Maradona ya no sorprende con sus decisiones llenas de permanentes contradicciones, pues nos tiene acostumbrados desde que se hizo cargo, hace menos de un año, de la Selección Argentina.

Y en esta convocatoria son muchas las incoherencias por parte del entrenador en la elección de los jugadores convocados y los no convocados. Y ni que hablar sobre lo que se presupone, por las ultimas informaciones que tenemos, del sistema de juego que va a emplear, el 1-4-3-1-2, que no es ni bueno ni malo como son todos los sistemas, pero que necesita de los interpretes idóneos para su funcionamiento y a mi juicio no los tiene.

Por lo pronto no citó al único jugador que hoy puede jugar como volante por la izquierda en este sistema, de tres centrocampistas, que es Jesús Dátolo (y que nadie sabe cuales fueron las razones por las cuales no fue convocado después de 2 partidos aceptables y un gol frente a Brasil).
También repesca a Pablito Aimar después de 2 años sin ser convocado para jugar con enganche cuando lo que tiene que hacer es arreglar la situación con Riquelme (el clásico organizador de juego) por el bien de todos yconvocarlo para el Mundial si es que Argentina clasifica para Sudáfrica.
Recordemos que tras estas declaraciones de Diego en un programa de televisión:
“Riquelme me sirve si está bien físicamente”. “Quiero que sea desequilibrante en los últimos 20 metros y que se comunique con Messi, Agüero y Tevez. No me sirve que se atrase y le saque la pelota de los pies a Demichelis, o que gire alrededor de Mascherano y Gago. Lo necesito sacando hombres de encima”.
Román Riquelme declaro:
“No nos manejamos igual con el técnico de la Selección, y así no podemos trabajar juntos. Se terminó la Selección para mí. Las cosas no están claras, me entero que estoy mal físicamente para él, en qué posición quiere que juegue y en cuál no”, “Me entero de más cosas por radio y por la tele que porque me llamen a mí”.
En este plantel no puede faltar Román Riquelme si queremos ser una Selección de primer nivel que pueda jugar varios sistemas de juego como quiere Maradona y competir con las mejores selecciones del mundo, como son a mi criterio Brasil y España.
Es mi deseo ferviente que todo salga bien y que al clasificar podamos corregir los errores que se han cometido en estos últimos años y así poder ir al mundial con todas las posibilidades de pelear el título, como lo hemos hecho tantas veces.
Be Sociable, Share!